Lesiones musculares




Summary: Muscular injuries are common among active people. There are 3 types: contusions, elongations and strains. Early diagnosis and accurate rehab with physiotherapy are the key. Right now radiofrequency Indiba is one of the most effective treatments. The usage of NSAIDS seems inefficient!

El músculo es un tejido elástico y contráctil que permite que podamos movernos, desplazarnos o realizar multitud de actividades de la vida diaria incluyendo el deporte.

Las lesiones musculares se clasifican en tres tipos:

1- Contusiones:  cuando un músculo sufre un golpe directo, se aplastan algunas fibras e incluso en ocasiones de rompen.
2- Distensiones: al producirse un estiramiento mas allá de la capacidad de elasticidad del propio músculo que puede producir una micro rotura en algunas fibras musculares.
3- Rotura: cuando se producen contracciones extremas y repetitivas en un músculo por encima de las capacidades de elasticidad de este puede dar lugar a una rotura parcial y en ocasiones completa.

Las causas más comunes son: traumatismos, falta de calentamiento, mala forma física o esfuerzos excesivos (cargas de trabajo).

Los síntomas más frecuentes son, el dolor en la contracción y en la movilidad, la limitación funcional y el dolor a la palpación de la zona afectada así como la aparición de hematomas. En algunas ocasiones también pueden producirse deformaciones del músculo. Es bastante típico el llamado síndrome de “la pedrada”.

Conocer la causa de la lesión, una exploración adecuada por parte del médico especialista y las pruebas diagnósticas por imagen como la ecografía o la resonancia magnética (RM), son la clave para un diagnóstico adecuado.

Para el tratamiento es fundamental aplicar frío (crioterapia) cuanto antes, a la vez que el reposo inicial. La rehabilitación precoz con fisioterapia y técnicas de electroterapia como los ultrasonidos (US) y en la actualidad el Indiba son muy eficaces para una rápida recuperación.

Importante: el uso de antiinflamatorios (AINES) no son eficaces, en caso de dolor extremo se pueden utilizar analgésicos. Las pomadas locales, aunque de eficacia limitada, pueden ser útiles. El período de recuperación suele ser de 4 a 6 semanas dependiendo de cada caso.


En la Clínica MEDYR, nuestra experiencia en la recuperación de deportistas, nos permite aplicar los protocolos de recuperación más eficaces en cada caso para nuestros pacientes sean o no deportistas.