POR QUE SOY MEDICO DEL DEPORTE?

Summary: the sports medicine shouldn’t be only focused on elite athletes but also to any active person or recreational athletes, to keep them healthy and in good shape preventing epidemic diseases like type 2 diabetes, hypertension or obesity.

La especialidad de Medicina de la Educación Física y el Deporte, así se llama en España, comenzó de manera oficial en el año 86 y tuve la suerte de formar parte de la primera promoción. Después de 3 años, finalizamos un grupo de entusiastas que queríamos ayudar a los deportistas de nuestro país, vinieron los JJOO de Barcelona 92 y muchos de nosotros ayudamos a que fueran unos de los mejores juegos de la historia. Hubo después años de crecimiento de nuestro deporte, grandes inversiones en infraestructuras, unas justificadas y otra no, sobre todo porque se hizo mucho énfasis en el deporte de élite y bastante menos en promover el ejercicio entre la gente corriente. Por desgracia no conseguimos que siguiera aumentando la obesidad general y la infantil en particular, la vida sedentaria y lo que ello acarrea: diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas etc.

Por eso pensamos que debíamos hacer algo, ayudar a promover el ejercicio y la actividad física y con ello mejorar la salud de nuestros ciudadanos y en especial de nuestros hijos.

Tanto desde la fisiología, la cardiología o la traumatología del deporte, somos capaces de detectar problemas que pueden afectar a la práctica deportiva, diagnosticar y tratar lesiones del aparato locomotor o detectar afecciones cardíacas que puedan limitar la actividad física.

Los reconocimientos médicos deportivos, son fundamentales para evitar problemas que pueden aparecer durante la práctica de la actividad física y que en ocasiones son graves. Desde la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED) estamos trabajando para que estos exámenes se hagan de manera rutinaria entre todos los federados y también entre los participantes en carreras populares o marchas ciclo turistas.

Por todo ello los que tenemos la suerte de poder ayudar a nuestros ciudadanos desde la medicina del deporte, también tenemos la responsabilidad de aconsejar la mejor manera de realizar actividad física y/o deporte, sin riesgos innecesarios y con todas las ventajas que aportan a la salud.

La medicina deportiva no debe estar circunscrita a los deportistas de élite, por el contrario debe ser una especialidad que junto a otras como la cardiología, la traumatología, la endocrinología (nutrición) o la medicina de familia, por poner algunos ejemplos, permita que los ciudadanos de nuestros países mantengan un buen nivel de salud, evitando enfermedades como la diabetes, la obesidad o la hipertensión que desencadenan otras más graves como las enfermedades cardiovasculares o algunos tumores.

Es así por lo que muchos compañeros seguimos de una u otra manera ligados a esta preciosa especialidad. Por nuestra parte desde la Clínica MEDYR intentamos tratar a diario y asesorar a nuestros pacientes, sean jóvenes o veteranos, deportistas o simplemente personas que desean estar activos en su vida diaria y a la vez sanos.